11.4.12

en casa. huevos de colores

ya os dije que esta semana santa iba a aprovechar el mal tiempo para hacer cosas en casa, y el teñido de huevos ha sido una de ellas. de hecho, la primera que hice cuando me levanté el jueves.

quería usarlos para decorar mi cesta-gallina, que hasta ahora estaba llena de castañas y ya necesitaba un cambio de estación. hice media docena de huevos en colores pastel, tan monos... pero seis huevos quedan un poco pobres dentro de mi gallinita, así que en cuanto repongan los huevos blancos en el súper de mi barrio (que no quedaba ni uno) me lanzo a completar la docena.











nunca había teñido huevos, se ve que en mi época los niños todavía no habíamos "sufrido" la globalización, pero yo me lo he pasado igual que si tuviese ocho años. lo más difícil: vaciarlos. eso de hacer dos agujeritos y soplar... no sé, a mí sólo me funcionó hacer un agujerito y volverme loca hasta que todo el huevo salía. ¡nunca un huevo me había parecido tan grande! pero una vez superado el mal trago, teñirlos es cuestión de minutos.

¿y vosotr@s? ¿os habéis animado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada